Jim Kay: Conjurando al monstruo eterno

Jim Kay ilustrador inglés afincado en Northamptonshire con su pareja y un galgo rescatado estudió ilustración en la Universidad de Westminster. Desde su graduación ha trabajado en el Archivo de la Tate Britain y el Real Jardín Botánico de Kew, así que su delicado y minucioso trabajo lo ha llevado a trabajar para la televisión y el cine destacando su trabajo para la edición ilustrada del mundo de Harry Potter.

Pero hoy quiero señalar su trabajo para la novela juvenil “Un monstruo viene a verme” con una edición especial llena de sus ilustraciones en blanco y negro. Unas imágenes amenazadoras y llenas de energía pero a la vez bellas que potencian la magia del relato.

Cuento de cuentos, fábula de fábulas, “Un monstruo viene a verme” habla sobre el poder transformador del relato oral pero rompiendo con el significado tradicional de la moraleja. Nada es blanco o negro ni tiene sólo una lectura. Superar la pérdida, saber canalizar la ira, aceptar qué significas para los demás, aprender a decir adiós, son lecciones difíciles que las narraciones pueden explicar y hacer relexionar.

La escritora Siobhan Dowd supo ver que estábamos hechos de historias, también en los entornos sociales con dificultades económicas, en los que la cultura termina por no ser un bien sino un lujo. Los jóvenes que sufren pobreza o falta de recursos, necesitan quizás más que muchos, que alguien les cuente un cuento sin moraleja. Ella inició este relato completado a su muerte por Patrick Ness. Por eso la importancia de las imágenes de Kay para que fuesen tan evocadoras como oscuras. No podían interferir en la historia, debían acompañarla en silencio, envolviendo al lector en un universo único.
Así surgieron una serie de dibujos en blanco y negro que poseían la fuerza que a la letra le faltaba. Se creaba un diálogo limpio y directo entre lo visual y lo imaginario.

Todas estas ilustraciones realizadas con pluma y tinta fueron el punto de partida para crear el monstruo cinematográfico por ordenador que nos presenta estos días Juan Antonio Bayona.
Nadie mejor de Jim Kay para crear un monstruo real, lleno de ramas, hojas y raíces de tejo.

jim-kay-2

jim-kay-3

jim-kay-4

Y un regalo para sus admiradores

Los comentarios estan cerrados.