Rafael de Penagos: dibujando la nueva mujer

Siempre hay que aprender de los clásicos y Rafael de Penagos lo es, con una visión personal y única. De él se ha dicho que fue el artista que introdujo la ilustración Art Déco en España o que, a través de la acuarela, el gouache y el carbón, ha sido el máximo exponente de la Belle Époque en las artes. Sin duda, su papel para la ilustración española fue fundamental por ser el precursor de un nuevo modelo de figura femenina, moderna y estilizada.

Tras haberse iniciado en el campo de las artes gráficas junto a Vicente Blasco Ibáñez, Penagos se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde coincidió con reconocidas figuras de la ilustración española.
Tras destacar por la calidad de sus dibujos e ilustraciones, logró con 24 años una beca para seguir con su formación en Londres y París, ciudades a las que se marchó en 1913. Tras regresar de su periplo europeo, centró su labor profesional en su faceta de ilustrador.
Su producción fue muy grande, realizando ilustraciones publicitarias para marcas muy importantes de la época, como el Círculo de Bellas Artes o la casa Gal. También para algunas de las revistas y publicaciones como Blanco y Negro, Nuevo Mundo o ABC, y para múltiples editoriales, entre las que destaca Espasa.
Sus carteles e ilustraciones icónicos encierran un aire cosmopolita, modernista primero y Art Déco después. En ellos vemos a un nuevo modelo de mujer, muy estilizada, alta, elegante y exótica al mismo tiempo, que fuma y lleva el pelo corto, que sale y participa de la vida social e intelectual.

Su trayectoria y trabajo fueron reconocidos en 1925, año en el que se le concedió la medalla de oro en la Exposición Internacional de Arte Decorativo en París, para más tarde ser nombrado Catedrático de Dibujo, en Valencia. Penagos falleció en 1954 en Madrid.

Los comentarios estan cerrados.