Un lápiz mágico: Adolfo Arenas Alonso

Descubrir a este artista ha sido uno de mis placeres más recientes. Adolfo Arenas Alonso (Sevilla, 1972) es un dibujante excepcional, pintor y escultor, amante del detalle y de las artes. Sus ilustraciones me atraparon al instante por su elegancia digna de un diseñador de moda y al mismo tiempo por su decadencia.
El papel pintado decrépito, cuerpos famélicos, elementos decorativos que lo cubren todo, referencias artísticas a grandes obras de arte (cuadros, esculturas, objetos). Sus dibujos alcanzan un nivel de meticulosidad que seguro apreciarán los amantes de los detalles. No me canso de recorrerlos con los ojos encontrando elementos que fueron hermosos y continúan siéndolo a pesar del paso de los años o la ruina de la rutina.
Además del trazo casi siempre en blanco y negro, la luz y la perspectiva también suman a sus composiciones que captan la naturaleza humana en todas sus expresiones, incluso las menos deseables como en una gran obra de teatro en la que nada es inocente o se deja al azar.
Adolfo Arenas Alonso se formó en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla para después continuar su formación en la Facultad de Bellas Artes de la misma ciudad, pero es sin duda un artista hecho a si mismo, con una mente lúcida y gran sensibilidad que se refleja en una obra llena de simbolismo.
Sus cuadros y litografías son muy apreciados en las galerías de arte por su minuciosidad y complejidad, pero también podemos ver una muestra de su trabajo en las ilustraciones para el libro de Javier Gato “Diario de un gato nocturno” de la editorial Cangrejo Pistolero Ediciones de 2009. Seguro que querremos ver mucho más de este mago de los lápices.

Los comentarios estan cerrados.